MANUAL DE MANTENIMIENTO Y PRUEBAS A INTERRUPTORES

En el desarrollo de los sistemas de potencia se ha visto incluido la creación y el desarrollo de diversos tipos de subestaciones, en las cuales, se trabajan diversos niveles de tensión, para nuestro caso 115 kV es el nivel que mas se maneja en las subestaciones .

Se debe tener en cuenta que para obtener un óptimo servicio se deben realizar diversas labores de mantenimiento en todas sus fases: Preventivo, Predictivo y correctivo, que permita garantizar a los consumidores una estabilidad en el servicio.

Existe un elemento que es común a todos los sistemas de energía, renovables o no, en baja o en alta tensión, en corriente alterna o corriente continua, en la generación, transmisión o distribución; usado como elemento de interconexión: un interruptor de potencia es un dispositivo cuya función consiste en interrumpir y/o restablecer la conducción de corriente en un circuito eléctrico.

Este cambio de estado se puede efectuar bajo carga, para despejar por ejemplo una falla; o bien por razones de servicio para conectar o desconectar cualquier tipo de equipo eléctrico o línea de transmisión.

Existen diferentes formas de energizar los circuitos de control. Para obtener una mayor confiabilidad, estos circuitos se conectan a bancos de baterías. Este tipo de energización, sí bien aumenta los índices de confiabilidad, también aumenta el costo y los requerimientos de manutención exigidos por las baterías. Las tensiones más empleadas por estos circuitos son de 48 y 125 V. También es común energizar estos circuitos de control, a través de transformadores de servicios auxiliares, conectados desde las barras de la central generadora o subestación, con un voltaje secundario en estrella de 400/231 Voltios

Por su capacidad, por su tensión de operación o por su clase, se pueden clasificar de distintas maneras, pero como regla general se agrupan según la tecnología empleada para apagar el arco eléctrico que se forma entre los contactos cuando comienza la operación de apertura o termina la operación de cierre.

Cuando un interruptor abre un circuito con carga o por despejar una falla es inevitable la presencia del arco eléctrico, la que sin duda es una condición desfavorable, en la operación de interruptores. Durante la presencia del arco se mantiene la circulación de corriente en el circuito de potencia.

Las características del arco dependen, entre otras cosas de:

• La naturaleza y presión del medio ambiente donde se induce.

• La presencia de agentes ionizantes o desionizantes.

• La tensión entre los contactos y su variación en el tiempo.

• La forma, separación y estructura química de los contactos.

• La forma y composición de la cámara apaga chispas.

• El Sistema de extinción del arco.

La generación del arco se debe a la ionización del medio entre los contactos, haciéndolo conductor, lo que facilita la circulación de corriente.

La presencia de iones se origina por la descomposición de las moléculas que conforman el medio entre los contactos, producto de colisiones entre éstas y los electrones aportados por la corriente.

DESCARGUE EL MANUAL COMPLETO AQUÍ –>>  MANUAL DE MANTENIMIENTO Y PRUEBAS A INTERRUPTORES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *